16 Abr

Operación Retorno (venoso y linfático ;-)

 

17 de abril de 2017

Operación Retorno (venoso y linfático 😉 )

Hola de nuevo. Seguimos compartiendo algunos conocimientos sobre nuestro cuerpo. En esta entrada nos centraremos en el medio de transporte más sano que existe: las piernas.

En estos días, con la llegada del buen tiempo, algunas pacientes me han comentado que notan las piernas más hinchadas, e incluso que tienen problemas para calzarse al final de la jornada. Así, hoy os voy a contar algo sobre el masaje circulatorio, el drenaje linfático manual y la presoterapia.

Los problemas metabólicos, la gestación o el ciclo menstrual pueden producir algunos cambios incómodos en el cuerpo de la mujer. El trabajo de pie o la llegada del calor pueden afectar también a los hombres. Se desarrollan pequeños capilares varicosos que hacen que aumente la presión en las venas de las piernas. Esto supone un obstáculo para el retorno, tanto venoso como linfático, que deriva en una inflamación de las piernas que aumenta a lo largo del día. Tratamientos:

Masaje circulatorio: se utiliza para facilitar el retorno venoso y es algo más fuerte y profundo. También llega a trabajar sobre los músculos. Activa el riego sanguíneo, ayuda a eliminar toxinas circulantes y previene la aparición de varices.

Drenaje linfático manual: se utiliza para facilitar el retorno linfático y es mucho más suave; casi imperceptible. Tiene un efecto reabsorbente, antiedemizante y vagotónico (antiestrés)

Presoterapia: se aplica con ese famoso pantalón con cámaras que efectúa un masaje desde los pies hasta el abdomen. Dependiendo de la necesidad de cada paciente, se aplica la presión adecuada. La fatiga de las piernas y la hinchazón se reducen de manera casi inmediata. Por supuesto, con una dieta adecuada, es un magnífico complemento para tratar la celulitis.

Cualquiera de estos tratamientos no es puntual; requiere de un trabajo más frecuente al principio para inducir al cuerpo a realizar el retorno por sí mismo. Con el tiempo, se podrán distanciar las sesiones.

Como guinda del pastel, ¡no a la vida sedentaria! ¡El movimiento es salud! ¡Y buena alimentación!

Un beso grande desde Mares y hasta muy pronto.