15 Sep

Lluvia y dolor de huesos

«¿Por qué me duelen los huesos cuando va a llover?» Es una pregunta que me encuentro frecuentemente en cabina. La respuesta es bastante sencilla: en las articulaciones existen unas bolsitas rellenas de líquido sinovial, cuya función es la de amortiguación entre los huesos. Cuando va a llover, baja la presión atmosférica, y este líquido se expande ligeramente. Cuando nuestras articulaciones están bien, no sentiremos nada. En casos como la artrosis o la artritis, en los que las articulaciones están dañadas, al expandirse el líquido sinovial, puede presionar sobre nervios o áreas ya irritadas y provocar el dolor.